EL LIDERAZGO INSPIRADOR EMERGENTE: INFLUIR MOTIVANDO

dejtingsajt unga bunga there dejtingsajt unga bunga there dejtingsajt för rika länder view dejtingsajt för rika länder view Uno de los elementos fundamentales o característicos del liderazgo es la capacidad de influencia. Sin embargo, el influir tiene una larga historia en la cultura de la humanidad. Muchos líderes sociales o políticos ven en la influencia el manantial del poder que les permitirá posicionarse frente a las comunidades o a las naciones para llevar a cabo algunos objetivos que persiguen como importantes para poder tener logros o cambiar situaciones en una situación o en un territorio determinado. Las organizaciones com-parten esta historia de la influencia, que se espera tengan los líderes sobre sus equipos.

date nummer 3 date nummer 3 Liderazgo Emergente

incontro a napoli bce incontro a napoli bce http://kourtney.xyz/2017/09 annunci donne venezia http://kourtney.xyz/2017/09 annunci donne venezia El influir es un tema crítico en el dominio del liderazgo. Pues se trata del ejercicio de un servicio y un poder orientado a generar resultados, que finalmente son los que muestran la efectividad del líder. Cuando nos referimos a un poder estamos pensando no tanto en el poder que legítimamente puede tener una persona en una organización, en un equipo, o en una comunidad; sino más bien en la capaci-dad que tiene la persona de “hacer que las cosas sucedan”. Es el poder personal, el poder de la acción que configura nuevos escenarios.

rencontres seniors 71 rencontres seniors 71 bästa dejt tipsen bästa dejt tipsen Por eso, es posible pensar que el influir está más vinculado con tácticas, con estrategias y subterfugios orientados a que otras personas hagan algo. Y esto coincide con algunas definiciones de liderazgo, que conciben al líder como la persona que logra que otros haga lo que él quiere. En este sentido, el influir suele moverse en la frontera de una sutil de manipulación.

Una nueva mirada sobre el influir en otros, nos descubre que en realidad se trata de una acción que busca “que el otro quiera lo que hace”. Por eso, el líder influye motivando, emocionando, despertando la energía y el talento de los colaboradores. Desde esta perspectiva, la influencia del líder sólo puede entenderse desde la construcción de relaciones y la creación de resultados, en los que, cada cual está involucrado con el querer lo que sea hace. En el dominio organizacional, la influencia que ejerce el líder debe estar orientada a generar energía, promocionar, motivar… Se trata de influir motivando.

Para entender un poco más el foco relacional de la influencia podemos tomar como punto de referencia nuestra naturaleza que está orientada a configurar una forma de interpretar el mundo para vivir en ella.

Pensemos por un momento del liderazgo tradicional (político y organizacional). ¿Estarán parados en una influencia manipuladora o por el contrario buscan influir motivando, es decir creando posibilidades para que los ciudadanos despierten su poder de acción, y su poder personal para lograr un sueño? ¿Qué pasa que muchas veces se despierta la emoción, pero luego los sueños prometidos no se concretan?

¿Es posible pensar en otro tipo de influencia? Claro que si! Se trata de Influir motivando desde la coherencia entre lo que se dice y lo que se hace.

De aquí las tres grandes dimensiones que están emergiendo desde enfoques que están convergiendo, como la inteligencia emocional, el coaching, la PNL, la Teoría U: el líder es maestro en conectar con los colaboradores, transformar su entorno y modelar el estilo.

Cuenta una historia que en una oportunidad una madre llevó a su hijo de seis años a la casa de Mahatma Gandhi. Ella le suplico:

“- se lo ruego, Mahatma, dígale a mi hijo que no, más azúcar, es diabético y arriesga su vida haciéndolo. A mí ya no me hace caso y sufro por él”.

Gandhi reflexionó y dijo:. “- Lo siento señora. Ahora no puedo hacerlo. Traiga su hijo dentro de 15 días.”

Sorprendida la mujer de gracia y le prometió que haría lo que le había pedido. 15 días después volvió con su hijo. Gandhi miró al muchacho los ojos y le dijo:

“- Chico, deja de comer azúcar”. Agradecida, pero extrañada, la madre preguntó:

“- Por qué me pidió que lo trajera dos semanas después? Podía haberle dicho lo mismo la primera vez”. Gandhi respondió:

“- Hace 15 días, yo comía azúcar”

Oscar Giménez,
MSc Coach Ontológico Profesional
Director de Desarrollo y Transformación Organizacional Corp. Killkilan C.A.
coach.oscar.g@gmail.com
@oskar_coach